Menú Cerrar

El Eibar firma su primera victoria ante el Real Madrid con una goleada

En el momento menos esperado y ante el rival más inesperado, la primera derrota del Real Madrid de Solari se consumó. Fue en Ipurúa ante un Eibar al que le salió el partido perfecto y cosechó la primera victoria de su historia frente al conjunto blanco. Por el contrario, fue el peor partido de la temporada del Real Madrid. Entre otras cosas, porque no dispuso prácticamente de ningún momento de dominio. Los blancos estuvieron a merced de los locales los noventa minutos de juego y volvieron a ofrecer la peor cara en el apartado defensivo. Con esta derrota, el Real Madrid acumula cinco derrotas y 19 goles en contra en trece jornadas de liga. Unos datos que le podrían dejar de nuevo a siete puntos del liderato al término de la jornada.

Repasando la alineación que sacó Solari, con todos los “titulares” más Ceballos, el partido se presumía un dominio absoluto del Madrid con y sin balón. Sin embargo, ni una cosa ni otra. El Eibar saltó al césped consciente de que podría ser el día: el día de conseguir la primera victoria frente a los blancos. Y eso es lo que demostraron desde el primer minuto. Los de Mendilibar empezaron el partido con una presión muy alta, impidiendo la articulación del juego merengue y obligándoles a dar pelotazos. Al Madrid no le duraba nada le balón y sufría mucho con los balones en largo a la espalda de la defensa, especialmente por la banda de Odriozola.

Pronto comenzaron a llegar las primeras ocasiones y solo la suerte impidió que el Eibar se adelantara antes. Una volea de Kike García al palo puso en aviso a los blancos, que a punto estuvieron de marcar en la siguiente jugada gracias a una buena acción de Benzema, que la zaga azulgrana rechazó en la línea de gol. Una excepción del paupérrimo juego blanco. Los mediocentros no creaban, los delanteros sin ocasiones y la defensa haciendo aguas. Gran parte del meritorio partido del Eibar salió de las botas de Cucurella.  El jugador catalán fue un puñal por la banda izquierda, desde donde nació el primer gol eibarrés. Un balón medido que remató Sergi Enrich, bloqueó Courtois, pero el rebote favoreció a Escalante para subir el primer tanto al marcador.

A partir de ahí, el Real Madrid reaccionó e intentó empatar antes del descanso, con ocasiones de Benzema, Bale y Modric, pero faltó el acierto de anteriores encuentros. A la vuelta del descanso nada cambió. El Eibar seguía generando mucho peligro por la banda izquierda con Cucurella, quien aprovechó un desajuste en la salida del balón del Madrid para ganarle la posición a Odriozola y servir un balón perfecto a Enrich con el que batió a Courtois. Los cambios tampoco subvirtieron la situación y a falta de 30 minutos para el final, Kike García puso el definitivo 3-0 tras otra buena acción individual de Cucurella.

Desolados, los jugadores del Madrid desfilaron hacia el túnel de vestuarios sabedores de la oportunidad perdida de engancharse al tren de la liga, y más con el partido entre Atlético Madrid y FC Barcelona que se disputa esta tarde. Ahora les toca cambiar el chip y buscar consuelo en la Champions.

FICHA TÉCNICA. S.D. EIBAR 3-0 REAL MADRID C.F.
S.D. EIBAR: 13. Asier Riesgo; 11. Rubén Peña, 12. Oliveira, 4. Ramis, 15. Cote; 14. Orellana (’82, 6. Sergio Álvarez), 5. Escalante, 24. Joan Jordán, 20. Marc Cucurella; 9. Sergi Enrich (’72, 19. Charles), 17. Kike García (’87, 16. De Blasis).
REAL MADRID C.F: 25. Courtois; 19. Odriozola (’53, 2. Carvajal), 5. Varane, 4. Sergio Ramos, 12. Marcelo; 10. Modric (’62, 22. Isco), 8. Kroos, 24. Ceballos; 20. Marco Asensio (’72, 28. Vinicius), 9. Benzema, 11. Bale.
GOLES: 1-0 (16′, Gonzalo Escalante); 2-0 (’51, Sergi Enrich). 3-0 (’56, Kike García)
Árbitro: Juan Martínez Munuera (Comité valenciano). Amonestó por parte de los locales a Cucurella (’33), Jordán (’36) y a Bale (’43) por parte de los visitantes.
Estadio: Estadio Municipal de Ipurúa (Eibar). 6.435 espectadores.

Deja un comentario