Menú Cerrar

Sergio Ramos acusado de dopaje por Football Leaks

Las nuevas revelaciones de Football Leaks apuntan al Real Madrid. Concretamente a Sergio Ramos, a quien se acusa de poder estar involucrado en dos casos de dopaje. Los partidos en cuestión, donde el capitán del Real Madrid y la selección española habría dado positivo, son el partido de liga en la Rosaleda frente al Málaga del pasado mes de abril y la final de Champions del 2017.

Según informa el semanario alemán Der Spiegel, el central andaluz fue tratado con dexametasona, un preparado de cortisona de efecto anti-inflamatorio prohibido por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA), antes del partido contra la Juventus, que supuso la conquista de la ‘Duodécima’. Dicho medicamento, aunque está prohibido, la normativa establece que puede ser suministrado antes de un encuentro siempre y cuando quede registrado en el formulario de control antidopaje. El cuerpo médico del Real Madrid realizó dos inyecciones a Ramos: una en el hombro y otra en la rodilla.

La acusación sobre el jugador blanco llegó cuando el formulario adjunto a la muestra no se mencionó la dexametasona. En su lugar se indicó el uso de otro anti-inflamatorio conocido como la betametasona, también prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje.

A pesar de la infracción, la UEFA aceptó las explicaciones del jugador y del equipo médico del club, que alegaban que era un tratamiento específico. Información que reflejo el Real Madrid en un comunicado, en el que indicaban que “Ramos nunca ha incumplido la normativa antidoping”.

No obstante, la relación Sergio Ramos-WADA no terminó ahí. Según Football Leaks, el pasado 15 de abril, el capitán del Real Madrid se negó a pasar un control antidoping tras el partido contra el Málaga. El futbolista fue llamado por la Agencia Española Antidopaje (AESPAD), pero se empeñó en ducharse antes de la toma de una muestra de orina, algo que está prohibido. Siendo considerado este tipo de comportamientos como infracciones graves, Ramos fue exonerado de nuevo al no haberse encontrado ningún incumplimiento de la normativa. Estos dos incidentes ponen en duda el rasero del sistema a la hora del seguimiento a los futbolistas de élite.

Otro de los aspectos a tener en cuenta sobre esta información es el posible desprestigio o daño a la imagen, en este caso, de Sergio Ramos. Esto se debe a que una vez más entran en colisión el derecho al honor y el derecho a la libertad de expresión, información y crítica. La línea es muy fina entre ambos derechos en dicho caso. El capitán del Real Madrid podría optar por tomar medidas legales si el departamento jurídico considera que se le ha difamado en el momento de publicar que era un caso positivo y no darse toda la información completa. No es lo mismo incumplir el protocolo que decir que es un caso positivo.

Deja un comentario