Menú Cerrar

Piqué, mejor dedícate al fútbol

El dinero no da la felicidad, pero sí ayuda a alcanzar sueños jamás imaginados. Metáfora fácil, pero nada esquiva cuando se habla de un jugador de fútbol. Gerard Piqué compagina su profesión de futbolista con sus inquietudes personales por los negocios e inversiones de futuro. Sus indudables méritos sobre el terreno de juego le han labrado la reputación de leyenda en España y en el extranjero, además de una importante suma de dinero en su cuenta bancaria, lo que le permite ser alguien más que una persona con un balón pegado a los pies. Aspecto cuestionado por una sociedad, en mi opinión, envidiosa… aunque coincido con el conjunto en que las seis cifras es demasiado para este tipo de “privilegiados”. No hay lugar a la crítica porque no disponemos de ese dinero, pero si lo tuviéramos, ¿no haríamos cosas que ahora se escapan a nuestra lógica?

Volviendo a Piqué y sus negocios, el catalán puede presumir de ser parte de una masa empresarial en tiempo record al frente de Kosmos. Más sombras que luces definen sus primeros pasos fuera del fútbol: el nuevo formato de la Copa Davis de tenis acumula un 75% de jugadores en contra y sus pequeñas incursiones en los eSports tampoco han sido de gran relevancia. Ahora ha comprado el Andorra. Veremos qué pasa… Lo que sí sé es que la inclusión de Piqué en los negocios tiene un paralelismo temporal a la fragilidad defensiva azulgrana en las últimas temporadas. No solo le achaco esto a Piqué. Pero con 20 goles encajados a estas alturas en liga, pido al Beckenbauer barcelonés que vuelva a centrarse en aquello que le lanzó al estrellato y a que ayude a su futura empresa…

Deja un comentario