Baloncesto,NBA

Zion Williamson estará en el March Madness

La estrella emergente de la Universidad de Duke y de todo el baloncesto universitario norteamericano, Zion Williamson, sí estará en el March Madness. El presumible número uno del próximo Draft de la NBA podría estar disponible para la parte decisiva de la temporada en la NCAA. Así lo ha explicado el mítico entrenador Mike Krzyzewski, que ha dicho que ve complicado que esté a punto para la parte final de la temporada regular, pero que sí le espera para March Mandness, que comenzará a partir del 19 de marzo. La idea es que Zion vaya ganando confianza y pueda ir cogiendo el excepcional tono físico mostrado durante toda la temporada. Incluso, para ello, podría disputar algunos minutos en los partidos finales de la fase regular, aunque está descartado para el encuentro de este próximo sábado frente a Los Tar Heel.

Recordemos que Williamson se lesionó el pasado 20 de febrero al sufrir un leve esguince de rodilla en el choque que Duke disputaba ante Carolina del Norte. En un principio se temió para la salud del alero, pero finalmente se vio que la acción no revestía gravedad. El motivo de la lesión fue que sus zapatillas se rompieron por completo. Tal es la influencia de Zion en la NCAA en particular y del baloncesto norteamericano en general que la marca que le viste cayó estrepitosamente en bolsa y en contraprestación le ha prometido una línea de zapatillas exclusivas a su nombre. La criatura solo tiene 18 años.

De momento, el equipo está siendo extremadamente cauteloso con su jugador franquicia. Un esguince de rodilla leve suele sanar en dos semanas, pero la Universidad de Duke no quiere correr ningún riesgo siendo consciente de la importancia del futuro NBA dentro del equipo.

Williamson no está disponible con el grupo todavía y eso se está notando en los resultados. La estadísticas demuestran que con él en cancha Duke es candidato a llevarse todos los torneos que quedan por jugar en esta campaña. Desde la lesión de Zion, Duke ha cosechado tres victorias y dos derrotas en los últimos cinco partidos con un ratio frente a sus rivales de +4. En los 25 partidos en los que participó el alero, el récord de Duke era de 23-2 con un ratio de +20, una barbaridad que pone en evidencia la influencia del americano.

También puede gustarte...

Deja un comentario